0

El Toledo subterráneo, un gran desconocido

Publicado por el .

cuevadehercules

Pese a ser uno de los grandes tesoros de la ciudad, pocos turistas conocen ese Toledo subterráneo que se esconde bajo el más de centenar de monumentos que pueblan su Casco Histórico. Precisamente bajo uno de ellos, la que fuera Iglesia de San Ginés y ahora es un inmueble sin más, se encuentra escondido uno de los grandes secretos de la capital castellano-manchega, la denominada Cueva de Hércules. Los investigadores datan su construcción en el siglo I y durante la posterior ocupación de Toledo por visigodos y musulmanes, la construcción sufrió diversas modificaciones, aunque en su origen no fue más que uno de los depósitos del sistema hidráulico contruido por los romanos.

Pero Toledo está plagado de leyendas y esta cueva tiene la suya propia, de la cual se extrae su peculiar nombre. Dicen que Hércules construyó en Toledo un magestuoso palacio de jade y mármol. La construcción estaba encantada y en su interior Hércules escondió todos los males que poblaban España entonces.

Para retenerlos en esta palaciega caja de Pandora puso un candado en la puerta y ordenó que cada rey que le sucediera pusiese uno más. Pero don Rodrigo no pudo resistir la tentación de abrir la puerta para conocer qué tesoros se encontraban tras ella y liberó los males. El palacio desapareció y de él ya sólo queda esa Cueva de Hércules, que antaño acogió valiosos tesoros que ahora buscan aquellos que creen que las riquezas visigodas aún se encuentran bajo las calles toledanas.

Te puede interesar

Escribe un comentario