0

El vandalismo, cosa de todos

Publicado por el .

Pintadas, farolas rotas, papeleras arrancadas… los actos vandálicos son una auténtica lacra social que cuesta cada año miles de euros a las ciudades españolas. En Toledo, concretamente, el Ayuntamiento tuvo que invertir 413.000 euros durante el pasado 2008 para paliar los efectos de los desalmados que atacan el mobiliario urbano. Actos que manchan la imagen de la ciudad y cuyas consecuencias económicas son pagadas por todos los vecinos. Un dinero extra que cada curso tiene que invertir el Consistorio para arreglar lo dañado y que afecta a elementos tan cotidianos como señales de tráfico, aparatos de riego y marquesinas de autobús.

Las tareas de limpieza son las que se llevan la mayor parte de este presupuesto extraordinario, siendo la rotura o robo de papeleras y contenedores y las pintadas de todo tipo los actos preferidos por los vándalos. Unos 182.000 euros se destinaron a esta partida el pasado año. Los datos son espeluznantes. Un total de 381 papeleras fueron arrancadas, otras 123 desaparecieron del mapa, 120 contenedores fueron estropeados de diversas maneras y unos 185 sumideros, rotos o robados. Cifras que ha dado a conocer el concejal de Gestión de los Servicios, Gabriel González, con el objetivo de concienciar a la ciudadanía de los que suponen estos actos y la importancia de evitarlos. 

vista

Te puede interesar

Escribe un comentario