0

Guerra abierta contra las palomas

Publicado por el .

paloma

¿Quién no se ha sentido acosado alguna vez por las palomas al sentarse a comer un bocadillo en un banco? ¿Y quién no ha sufrido el pestilente olor de sus excrementos en su visita a monumentos? Imágenes habituales para cualquier turista que pueden tener sus días contados en Toledo, donde la guerra abierta que el Ayuntamiento de la ciudad mantiene contra las palomas está dando sus frutos. La batalla comenzó hace cuatro años y desde entonces ha desaparecido el 85% de la población de esta ‘rata con alas’ en la ciudad imperial.

Según datos facilitados por el Ayuntamiento de la capital castellano-manchega, el número de palomas que sobrevolaban la ciudad en el año 2003 era de alrededor de unos 20.000, mientras que en el último censo realizado figuran unas 3.000. La pelea la comenzó un vecino llamado Adolfo Vega que, según recogen varios medios, él solo ha logrado dar caza a 6.000 ejemplares de forma altruista. Una tarea en la que desde hace algunos años ya cuenta con la ayuda de una empresa privada contratada por el Consistorio. Jaulas, capturas nocturnas en edificios abandonados y la suelta de palomos ladrones son las medidas llevadas a cabo para mermar la población de palomas. Y todo por un Toledo más limpio y agradable.

Te puede interesar

Escribe un comentario