0

La fábrica de armas, una reliquia con historia

Publicado por el .

fabricaarmas

Actualmente alberga parte del campus toledano de la Universidad de Castilla-La Mancha en la capital, pero hasta hace dos décadas era la fábrica de armas de Toledo. Abierta en 1761 por orden del rey Carlos III, que quiso construir una como la que había en Nápoles (Italia), la fábrica dio trabajo a cientos de toledanos y dotó a la ciudad de un negocio próspero durante siglos.

La fabricación de espadas ha sido desde entonces una de las tradiciones de Toledo, como puede comprobarse en el Casco Histórico de la ciudad, donde se agolpan las tiendas que venden réplicas de espadas famosas como las de Conan o Aragorn y otras menos famosas, pero tan espectaculares como estas dos.

Al principio, sólo un edificio, el Sabatini, constituía la fábrica que fue creciendo a medida que la producción lo requiso. Al igual que de fabricar sólo espadas se pasó también a la fabricación de munición. En 1998, el Ministerio de Defensa le vendió la fábrica al Ayuntamiento de Toledo y ésta se convirtió en parte de la Universidad.

Te puede interesar

Escribe un comentario