0

La Plaza de Zocodover, un remanso de paz

Publicado por el .

zocodover

La ascensión del visitante al casco histórico de Toledo desde la Puerta de Bisagra acaba con un merecido descanso en la plaza de Zocodover. Una empinada calle lleva al turista o al vecino hasta esta explanada de entrada a la ciudad antigua en la que raro es el día en el que no hay espectáculos callejeros o alguna forma de entretenimiento, aunque sólo sea dar de comer a las palomas o contemplar a sus peculiares habitantes. Los archivos recogen que su planta podría haberse construido en la época romana. Su nombre, Zocodover, proviene del árabe y siginifica, literamente, “mercado de las bestias”.

Con diversas obras, el Ayuntamiento de Toledo compró varios edificios que fue demoliendo para su ampliación y también echó abajo algunos arcos que cerraban la plaza en la cuesta de Carlos V y la de subida al Alcázar. En 1933, la plaza sufrió una remodelación que la dotó de bancos para que los ciudadanos pudiesen descansar allí. Las continuas remodelaciones han hecho perder a la plaza parte de su trazado original y su aspecto, pero aún sigue siendo un lugar interesante y punto de encuentro para turistas y vecinos de la ciudad.

Te puede interesar

Escribe un comentario