0

Los cigarrales, un lugar para escaparse

Publicado por el .

cigarral

Los cigarrales pueblan los cerros que rodean a la ciudad de Toledo. Situados en un lugar paradisíaco, el mayor atractivo de estas antiguas fincas de recreo son sus vistas y la diversificada agricultura que acoge sus inmensos jardines. Dominando sobre el río Tajo, los múltiples cigarrales contienen en su interior almendros (de los que extraer el fruto que después será el ingrediente básico del codiciado mazapán), olivos y todo tipo de flores, desde los clásicos geranios a los floridos jacintos.

Pero los cigarrales no son sólo fincas para aquellos que puedan permitírselo, sino construcciones plagadas de historia. En su origen fueron mansiones romanas que, siglos después, a su llegada a la ahora capital castellano-manchega, los musulmanes convirtieron en fincas para goce y disfrute de los nobles. Durante centenares de años, acogieron en su interior a personajes ilustres de la ciudad y fueron cuna de artistas e intelectuales.

Ahora, tras siglos de luces, muchos de ellos se han convertido en hoteles o restaurantes con el fin de sacar partido a su situación geográfica y ofrecer al visitante increíbles vistas de la ciudad. Su nombre, dicen los historiadores, proviene del hecho de que antaño eran muchas las cigarras que poblaban la zona.

Te puede interesar

Escribe un comentario